Bienvenidos a "Tercio de Quites".

viernes, 4 de octubre de 2013

EL CID HACE CRUJIR LAS VENTAS

Foto: JUAN PELEGRÍN
Que era capaz de hacerlo, todos los sabíamos. Que haya tardado tanto tiempo, ha acabado con la paciencia de casi todos. Pero la espera ha merecido la pena. Manuel Jesús "El Cid" ha puesto boca abajo la plaza de toros de Las Ventas con una faena sencillamente sublime. Pocos minutos pasaban de las seis y media de la tarde cuando "Verbenero" pisó el albero de Las Ventas. Un toro con una cornamenta muy desarrollada, con buenas hechuras si bien es cierto que le faltaban unos kilos para estar rematado. Recibió dos puyazos más bien flojitos sin pelear mucho en el peto. Vio el Cid la condición del toro y realizó el quite por delantales, a los que Iván Fandiño replicó con gaoneras pasándose el toro muy cerca. Y Manuel volvió a responder con tres verónicas y una media antológica en el mismo centro del ruedo. El toro embestía con clase, una embestida alegre y repetitiva, con emoción. Lo vio claro el Cid y comenzó la faena con la mano izquierda, la mano del milagro, dejando una primera serie magnífica que nos hizo soñar. Y la faena subió de tono, con el Cid que todos queremos ver, cruzándose, cargando la suerte, relajado, desmayado, natural, toreando con profundidad y levantando de sus asientos a quienes allí nos encontrábamos. Fueron cinco series de naturales, rozando casi la perfección, y consiguiendo poner de acuerdo a todos, con lo difícil que es. Porque hoy Las Ventas se ha rendido al toreo puro y eterno de Manuel. Ha conseguido emocionar a mucha gente en el tendido, y no es para menos, porque ha podido ser la faena del año. Pero la espada, eterna enemiga, se llevó la puerta grande.
No se consumó el triunfo, pero cuando pasen los años nos acordaremos de este cuatro de octubre de 2013, cuando Manuel Jesús, el Cid, bordó el toreo en la plaza de toros de Las Ventas.